QUIENES SOMOS

Somos Marcos ATTILIO & Angela MOCHI, una pareja de Brasileros. Winemakers, viñateros apasionados el uno por el otro y también por lo que hacemos.

Aficionados al vino y a la comida, esos gustos siempre han guiado nuestras vidas. La historia común se inicia hace más de 20 años, cuando aún asistíamos a clases en la Facultad de Ingeniería de Alimentos en la UNICAMP, Brasil. A partir de ahí, Angela trabajó en P&G y Marcos se especializó en fermentaciones. Somos muy inquietos, tuvimos un restaurante, una tienda y una importadora de vinos. Fundamos la Asociación Brasilera de Sommeliers sección Campinas e ahí también fuimos profesores.

En 2011 dejamos nuestro país para perseguir un sueño: producir vinos de alta calidad, a escala humana. Hacemos vinos de clima frío, vinos costeros y que reflejan el terroir y nuestras preferencias personales. Nos gustan los vinos frescos, buenos para la comida y para compartir entre amigos.

Vivimos con Franc, nuestro simpático labrador negro.Imagen relacionada

Y porque defendemos el concepto de que el vino debe tener el carácter personal, somos miembros activos de MOVI, el Movimiento de Viñateros Independientes de Chile.Logo Movi

FRANC

Franc es un labrador retriever chileno, hijo de un campeón Brasilero. El único problema es que Franc no cree que él es un labrador …

De hecho, está convencido de que es un Pastor Alemán, o tal vez cualquier otro de estos perros gigantes y feroces. Cuando conocimos a Franc, él era muy tímido, tratando de escapar de todos y ocultando a sí mismo detrás de otros perros. Marcos sintió que este era un perrito que necesitaba atención y sería genial tenerlo con nosotros, y él estaba totalmente correcto.

No tiene miedo de nadie ni nada, y ladra para todos, desde el pequeño perrito del vecino, pasando por toda la gente que llega (incluso familiares y amigos – qué vergüenza!) hasta las monstruosas máquinas que trabajan la tierra. Él es el mejor protector que podíamos imaginar!

Ale era nuestra encantadora golden retriever
(RIP 2015)

Ale es divertida, busca amigos en todos los lugares y la mejor parte de su día es cuando estamos lanzando sus bolas. A ella le encanta eso.

La primera vez que la conocí, ella estaba en una de esas jaulas horribles, y a pesar de estar atrapada, estaba alegre, saltaba, y con ganas de jugar con nosotros. Fue amor a primera vista …

Ella es lo opuesto perfecto a Franc. Él es serio, ella es la luz, la diversión, cabeza vacía. Él nunca pide cariños, mientras ella se acuesta y con los pies, trata que nosotros estemos con ella todo el tiempo. Él ladra a todo el mundo, él lleva a sus juguetes, con ganas de dar la bienvenida y jugar con todos. Él tiene cuidado, ella se mete en problemas todo el tiempo.

Y ella es puro encanto, concediéndonos y a Franc y un montón de trabajo todos los días.